OSTEOPATÍA

La osteopatía es una terapia manual que ayuda a recuperar pérdidas de movilidad en nuestro organismo, con el fin de aliviar, corregir y recuperar lesiones. Se consigue así un equilibrio estructural y un mejor funcionamiento de todos los sistemas del organismo, rescatando además los recursos de autosanación. La osteopatía trata personas (armonizándolas), no solo patologías concretas.

En Kenko reiki & terapias ofrecemos tratamientos adaptados a tus necesidades, para ello contamos con profesionales altamente cualificados en cada una de nuestras líneas de tratamientos y terapias, para lograr tu salud y bienestar integrales.

¿Cómo funciona?

Reequilibra nuestro cuerpo trabajando todas las estructuras y tejidos del organismo devolviéndoles su movimiento natural y mejorando así su funcionalidad. Para ello se emplean una amplia variedad de técnicas dependiendo del tejido a tratar, la sintomatología y las características del paciente. La mayoría de las técnicas son suaves y relajantes, por ello la osteopatía se adapta a todas las etapas de la vida: embarazadas, bebes, niños, jóvenes, adultos y ancianos.

¿Qué beneficios aporta la osteopatía?

SISTEMA MUSCULOESQUELETICO
Al tratar tanto articulaciones como músculos que trabajan en sinergia, a través del sistema nervioso, se consigue liberar todos los patrones lesionales. Está por tanto recomendado para todas aquellas disfunciones músculo-esqueléticas que cursen con dolor, como:
– Traumatismos, accidentes y contracturas musculares.
– Lesiones/dolores por movimientos repetitivos y dolores posturales.
– Dolores relacionados con la columna vertebral en general, pubalgias, escoliosis, fibromialgia, artrosis, fascitis plantar, tendinitis, esguinces,

SISTEMA NERVIOSO
– Estrés, cervico-braquialgias, bruxismo y problemas de oclusión temporal-mandibular, insomnio, vértigos, migrañas y cansancio generalizado.

SISTEMA HORMONAL
– Menstruaciones alteradas, dismenorreas, tiroides en general, estrés.

SITEMA DIGESTIVO
– Malas digestiones, alitosis, hernia de hiato, gastritis, gasteroenteritis, estreñimiento, colicos de lactante, colon irritable, acidez, espasmos abdominales.

SISTEMA RESPIRATORIO
– Asma bronquial, sinusitis, tos, resfriados de repetición, sinusitis.

SISTEMA CARDIO-VASCULAR
– Trastornos circulatorios funcionales, hipo y hipertensión.

SISTEMA GENITOURINARIO
– Cistitis, incontinencia urinaria, hiperplasia benigna de la próstata, dismenorrea, dolores menstruales y alteraciones de la menstruación en general, dispareunia.

Solicita más información sin compromiso y pide tu primera consulta gratuita.