RAZONES PARA DEJAR DE UTILIZAR EL MICROONDAS

microondas perjudicial

El microondas ese útil electrodoméstico de uso diario, podría ser uno de los principales elementos generadores de daño nutricional y biológico, según se desprende de numerosos estudios realizados por nutricionistas a lo largo del globo. He aquí algunas investigaciones que no te dejarán indiferente.

Las microondas son una fuente de energía electromagnética (una forma de radiación no ionizante) generada electrónicamente. Estas ondas al penetrar en los alimentos, desencadenan una rotación interna de las moléculas de agua presentes dentro de la comida. Esta rotación provoca una fricción entre las moléculas de agua, generando un aumento rápido en la temperatura. Las microondas irradian pues el agua en el interior de alimentos y la someten a estados de ebullición, a partir de la intensa fricción a las que se les somete.

Los hornos microondas funcionan físicamente, bioquímica y fisiológicamente, produciendo iones y diversos radicales libres, que destruyen los virus y las bacterias, pero no las toxinas y microtoxinas. Los expertos han concluido que los alimentos cocinados en microondas pierden entre el 60% y el 90% de los nutrientes y aceleran los procesos de desintegración estructural de las proteínas, convirtiéndolas en indigeribles o incluso nocivas. Los  nutrientes por ello son alterados, conduciendo a enfermedades digestivas. Estas microondas pueden ser las causantes de un aumento importante de células tumorales en nuestro cuerpo.

Un claro ejemplo de la toxicidad de las ondas emitidas por estos hornos es que existen límites legales de emisión de ondas microondas de estos aparatos establecidas a nivel legal en cada país y que cada fabricante debe cumplir.

En 1991, el doctor suizo Hans Ulrich Hertel realizó un estudio que demostró que la cocción o el calentamiento de alimentos en microondas presenta mucho mayores riesgos para la salud que la comida cocinada tradicionalmente. Demostrando que las personas que comían alimentos preparados en microondas registraron ratios reducidos de producción de hemoglobina y una reducción drástica de los linfocitos.

En 2003, un estudio del gobierno español demostró que las verduras y frutas cocidas en el microondas perdieron un 97% de las sustancias que contribuyen a reducir la incidencia de enfermedades coronarias.

En un estudio comparativo de alimentos preparados convencionalmente y en el microondas, publicado por Raum y Zelt en 1992, se demostró que: “las microondas articialmente producidas, incluidas aquellas generadas por los hornos microondas, son producidas por corrientes alternativas que generan billones de inversiones de polaridad por segundo en cada molécula de aquellos alimentos sometidos a su acción. Por ello de forma natural, se ha observado como los aminoácidos bombardeaos por las microondas sufren cambios isométricos (cambios en su morfología), transformándose muchos de ellos en toxinas”.

No hay átomos, o moléculas capaces de soportar una potencia tan violenta, tan destructiva sin sufrir modificaciones en sus estructuras. Un estudio demostró que las microondas destruyen hasta el 97% de los contenidos nutricionales vegetales (vitaminas y otros nutrientes de origen vegetal que previenen enfermedades, aumentan la función inmune y mejorar la salud).

El Dr. Hertel fue el primer científico en concebir y llevar a cabo un estudio clínico de calidad sobre los efectos que sufren los nutrientes tras ser cocinados en microondas y por ende, las repercusiones que éstos cambios producen en la sangre y la fisiología del cuerpo humano. El estudio concluyó que cocinar con microondas cambió los nutrientes en los alimentos. El estudio científico de Hertel fue realizado junto con el Dr. Bernard H. Blanc del Instituto Federal Suizo de Tecnología y el Instituto Universitario de Bioquímica.

En el libro Efectos sobre la salud de la radiación de microondas, del Dr. Lita Lee se señala que cada radiación electro-magnética de estos hornos, perjudica a los alimentos, y convierte las sustancias cocinadas en él, en tóxicas y potencialmente cancerígenas.  Según el Dr. Lee, se observan cambios en la química de la sangre y un aumento sustancial de la presencia de ciertas enfermedades entre los consumidores de los alimentos cocinados en el microondas, entre los que destacan:

  • Trastornos del sistema linfático, lo que lleva a una disminución de la capacidad para prevenir ciertos tipos de cáncer.
  • Un aumento de la tasa de formación de células cancerosas en la sangre.
  • Se observó un aumento de las tasas de cáncer de estómago e intestinal.
  • Tasas más altas de trastornos digestivos.

Disminución de Valor de Alimentos

La exposición a microondas causó disminuciones significativas en el valor nutritivo de los alimentos investigados. Los siguientes son los hallazgos más importantes:

1. Una disminución en la capacidad del cuerpo para metabolizar los nutrientes, en especial en la asimilación de vitaminas del tipo B, vitamina C, vitamina E, minerales esenciales.

2. Una pérdida de 60-90% del contenido vital campo de energía de todos los alimentos.

3. Una reducción en el comportamiento y la capacidad metabólica del proceso de integración de alcaloides y glucósidos.

4. destrucción del valor nutritivo de las nucleoproteínas en carnes.

5. Una aceleración de la desintegración estructural en todos los alimentos testados.

Fuentes:

  • eutimes.net
  • PreventDisease.com
  • hungerforhealth.com

Descubre más artículos relacionados:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s