¿LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS EN LA SANIDAD PÚBLICA?

Podemos

Podemos podría apuestar por las terapias alternativas en el sistema nacional de salud.

El partido revelación de las pasadas elecciones europeas, que sacudió las bases de todos los partidos tradicionales, con la consecución de 5 escaños en el parlamento europeo, podría proponer que las terapias naturales o alternativas como se las suele conocer, fuesen ofrecidas por la Seguridad Social. 

Son numerosos los medios de comunicación que se han ido haciendo eco de la noticia, el partido revelación de las elecciones europeas, el joven y recién creado Podemos podría proponer que las terapias alternativas se hiciesen un hueco en nuestros hospitales.

Aunque en este blog hemos ido publicando numerosos artículos sobre el uso del reiki, osteopatía, homeopatía y otras terapias complementarias, en el sistema nacional de salud, los casos son aislados y el personal sanitario en general observa con recelo cada pequeño paso que se ha dado en el reconocimiento de las terapias naturales.

Al parecer en las bases del programa de Podemos, se ha adjuntado una propuesta con un reto fundamental: la financiación de la homeopatía. La iniciativa, que será estudiada en el seno del partido, ha surgido entre los Círculos o asambleas y propone regularizar y financiar los tratamientos homeopáticos y otras terapias alternativas como complementos a la medicina tradicional en la sanidad pública.

Desde el inicio de su campaña, Podemos ha mostrado un gran interés por todos aquellos temas relacionados con la salud, muy por encima del resto de partidos tradicionales. Entre las propuestas por las que han decidido apostar desde sus jóvenes inicios están la derogación del Real Decreto 16/2012 promulgado por el PP y que acabó con la sanidad universal en nuestro país, impidiendo la asistencia sanitaria de inmigrantes “indocumentados” y parados de larga duración.

Esta propuesta apuesta por recuperar los tratamientos alternativos para evitar el abuso de fármacos y sus efectos secundarios tal y como se hace en numerosos países de Europa como Reino Unido, Bélgica, Alemania y Suiza. En estas terapias se incluyen, además de la homeopatía, la acupuntura, la fitoterapia, el ayurveda, el reiki, la meditación, el yoga, el taichí, la reflexoterapia y la alimentación biológica.

Tras convertirse en el partido revelación de las últimas elecciones europeas, celebradas el pasado 25 de mayo, las asambleas ciudadanas de Podemos se han multiplicado por todo el país y de ellas han surgido toda clase de propuestas, muchas de ellas sanitarias, que han pasado a formar parte de una larga lista de iniciativas en esta materia.

Y es que no es de extrañar, puesto que las terapias alternativas no solo tienen un coste inferior al de los medicamentos, sino que su eficacia comienza a demostrarse en numerosos estudios y ensayos clínicos, que pese a la reticencia de las grandes farmacéuticas, se comienzan a realizar en agencias de investigación médica especialmente gubernamentales de todo el globo.

Fuente

Fuente

Descubre más artículos relacionados:

 

19 thoughts on “¿LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS EN LA SANIDAD PÚBLICA?

    • Duilio, ¿”La Homeopatía es una farsa y está científicamente probado”? ¿Por qué en lugar de probar negativamente algo “científicamente” no prueban científicamente las innumerables hipótesis en que se basa la medicina oficial o de estado, razón por la cual no cura casi nada?

  1. Me gusta más el término de “terapias complementarias”…en algunos casos una quimioterapia será necesaria para salvar la vida de las personas y, si, cuantos más métodos naturales existan para esos efectos secundarios, mejor… Reconozcamos a cada medicina la forma de hacer bien las cosas…y sobre todo sensibilicemos a las personas de valorar su salud, que se cuiden, coman sano para evitar enfermedades como aquella.

  2. ¡Hola! Cuando escribes “terapias alternativas como complementos a la medicina tradicional en la sanidad pública”, tengo la necesidad de hacer una reflexión. La medicina que aquí llamas tradicional es la alopática, que existe desde hace sólo desde el siglo XIX. ¿No es interesante?… Tal ha sido su explosión social que ya se la considera tradicional.
    La verdadera medicina tradicional es la que se utiliza desde hace miles de años, y que desgraciadamente, ha sido olvidada en muchos lugares del mundo. La medicina tradicional es la forma más antigua de medicina estructurada y tiene un conjunto fundamental de principios a través de los cuales se practica. Es la medicina de la que todas las formas de medicina se desarrollan, incluyendo la medicina china, la medicina greco arábica y por supuesto la medicina occidental. La medicina tradicional percibe el universo como una inteligencia viva que funciona de acuerdo con las leyes naturales, y éstas ponen en práctica la intima convicción de que el propósito de la vida y de la naturaleza de la enfermedad no pueden ser entendidas sin el conocimiento de las leyes y de la relación individual con el mundo natural.
    La forma de curación tradicional es energética. Se considera que una energía omnipresente está presente en toda la materia, que está en las leyes de la naturaleza y en la fuerza creadora universal.
    Esta energía tiene diferentes nombres en diferentes culturas, por ejemplo, los antiguos griegos la llamaban Pneuma y Aether, en China se llama Qi, en Japón Ki, Prana en India, mientras que en las culturas del Pacífico se conoce como Mana. Los curanderos tradicionales saben que esta energía se perturba en los seres vivos debido a pensamientos y emociones negativas, estilos de vida no apropiados, dietas mal escogidas, comida, agua y aire contaminados, un ambiente no natural y una falta de armonía con los ciclos naturales.
    Esta sí es la medicina tradicional… la que se ha ido transmitiendo por tradición durante miles de años. 😉

  3. En el caso de algunas formas de medicina alternativa, de las que no se ha probado su ineficacia, aceptaría la propuesta de podemos, pero en el caso de la HOMEOPATIA es una FARSA y está científicamente probado que no es mas que efecto placebo.

    • No sé si utilizas el término placebo, para desvirtuar la práctica médica o paramédica que recurre al “placebo” consiguiendo buenos resultados. Lo que el efecto placebo demuestra es el poder de la autoconvicción y la actitud adecuada para sostener procesos curativos que culminan en éxito. Por tanto, el placebo, lejos de manejarse como un factor que desvirtúa a los terapeutas que lo usen, debiera contemplarse como un factor que incrementa su mérito, puesto que consiguen efectos positivos sin emplear química de síntesis con efectos secundarios. Placebo no es igual a burdo o desleal engaño. Por otro lado, dejando a un lado el asunto del placebo, si argumentas que está científicamente demostrado que la homeopatía es una farsa, debilitas tu propia afirmación, puesto que nos invitas a revisar los estudios científicos que demuestran que lo que tú afirmas es cierto. Durante esa revisión de estudios, encontraremos (y si realmente te preocupa el bienestar humano te alegrarás) que en hospitales cubanos, por ejemplo, los preparados homeopáticos han demostrado ser más eficaces en la supresión del dolor durante las intervenciones odontológicas que la anestesia local convencional. Todas las prácticas médicas y paramédicas, convencionales, alopáticas, homeopáticas, naturopáticas y sea cual sea su nombre, son complementarias y, en muchos casos, alternativas las unas con respecto a las otras. Ninguna es central, única, ni merece preferencias o mayor prestigio. Lo que merece preferencia es la persona en sí misma, y las disciplinas terapéuticas (todas) son un medio y no un fin. No me interesa defender unas u otras vías de curación o apoyo a la salud, sólo conocer lar, comprender sus alcances y sus límites y ver que papel y utilidad pueden tener para la ayudar a las personas a superar sus estados carenciales de salud. Con demasiada facilidad, caemos en una situación, totalmente estéril, de “reinos combatientes”. Si la situación exige un bisturí, que se use, cuando sea indispensablemente necesario. Sí la situación puede ser tratada con color, con kí, con vibraciones minerales, con baños en el mar, o con cuantos recursos estén a nuestro alcance, pues que se usen también. A veces parece que estáis defendiendo feudos profesionales y sistemas de intereses académicos, económicos, dogmáticos y de estatus, más que la propia salud humana. Encontraréis personas responsables, fraternales y honestas en ambos “subconjuntos” (se que llamáis alternativo o natural y ese que llamáis ortodoxo o biomédico) y encontraréis también personas irresponsables, depredadores, egoístas y estafadores en ambos sectores. Agradeceré al medico o al naturópata que, preocupándose sinceramente por mí, me prescriba audazmente un remedio curativo que, luego, descubra que es un placebo. ¡O acaso recriminaréis a los padres y madres de tantas naciones, que enciendan la ilusión y felicidad de sus hijos avisándoles de la llegada de los Reyes Magos!… ¡Era mentira su existencia!. Sí. Era mentira. Pero era absolutamente verdadera la felicidad expectante que duró, algunas horas, hasta el punto de hacernos olvidarnos de penas y enfermedades. La felicidad no puede disimularse ni impostarse. Se siente, sea cual sea su causa. ¡La Vida es Bella!. Pelear es insano. Conciliaos, cooperad, integrad vuestras preferencias, perspectivas y habilidades, y ganareis en salud todos.
      Sólo cuando estéis seguros de estar asistidos por la inteligencia, concluid los temas usando sentencias cortas. Mientras no sea así, los apotegmas nos quedan grandes, y seguimos obligados a argumentar en extenso y pormenorizadamente.

      • Mi opinión David es cómo la de Duilio.. está demostrado que la homeopatía es un efecto placebo y esto es muuy importante (la dilución es equivalente a si echas UNA gota del componente natural el cual las compañías homeopáticas no están dispuestas a desvelar (normalmente jalea real) y lo diluyes en TODO el océano del mundo, y después cojo una ampolla de 10 ml y la lleno con un poco de agua recogida de una zona al azar del océano en el que he diluido..) ya al igual que queremos volver a medicinas mas alternativas y naturales porque las grandes farmacéuticas se están forrando a dinero, la cantidad de dinero que pueden llegar a ganar las compañías homeopáticas siguiendo este proceso es ilimitado..
        En lo que estoy de acuerdo es en que una vez a la gente se la haya informado de esto, que sean ellos mismos los que elijan que tratamiento les gustaría seguir.

  4. Fantástica idea la cual un servidor lo propuso a change.org.
    la finalidad era implantar tanto en centros educativos como en la sanidad dichas terapias!!
    La finalidad de las mismas era trabajar tanto el estado emocional como cuerpo y mente.!!

    Ya que cuidando a la poblaciones como ocurre en Suecia

  5. Pero de la Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer seguramente no se habla y me imagino que habrá que esperar a que gobierne alguien realmente radical y honesto, del estilo de José Mújica, por ejemplo.

  6. Soy Terapeuta desde hace 22 años.Estudié Medicina China(4 años)Medicina Japonesa(3 años)..masaje deportivo.Reiki..y otras terápias,que hoy por hoy,no solo se consideran terápias no homologadas,sino que en muchos sectores,aún son criticadas.He visto diferentes partidos politicos,en campaña electoral,pedirnos firmas,prometiendo cosas para nuestra profesión que nunca se han llevado a cabo..espero que esta vez,sea diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s