EL PODER DEL PENSAMIENTO POSITIVO

el poder del pensamiento Cómo el pensamiento positivo construye tus competencias, aumenta tu salud y mejora tu trabajo. Mucho se ha escrito sobre el pensamiento positivo y es de todos sabido que es positivo ser positivo, valga la redundancia. Sin embargo el pensamiento positivo es un término difuso, tanto en su aplicación, como en su definición, sus verdaderos beneficios y su importancia. Al mismo tiempo, el ser positivo es relegado a segundos planos si lo comparamos con conceptos como practicidad o productividad en el lugar de trabajo, por poner un ejemplo.

Aunque esta visión puede empezar a cambiar, gracias a las últimas investigaciones llevadas a cabo por diferentes disciplinas como la psicología, así como por prestigiosas instituciones de investigación. Estas investigaciones empiezan a demostrar que el pensamiento positivo y la actitud que conlleva son mucho más que el mero hecho de ser feliz, ya que el pensamiento en positivo realmente puede llevar aparejado un verdadero valor a tu vida y generar competencias más allá de una simple sonrisa.

El pensamiento positivo y nuestro cerebro.

La investigación psicológica sobre los pensamientos y su impacto llevado a cabo por la North Carolina University han testado el impacto de las emociones positivas en nuestro cerebro a través de numerosas investigaciones.

Durante uno de ellos, los sujetos fueron divididos en cinco grupos a los que se les expuso a fragmentos diferentes de películas. A los dos primeros grupos se les mostró fragmentos relacionados con emociones positivas, como la alegría y la satisfacción. Mientras que al grupo número 3 se les mostró imágenes sin carga sentimental significativa. Y a los dos últimos grupos se les expuso a imágenes con contenido claramente negativo, como el miedo, la rabia y la ira.

Tras esta exposición, se les pidió a cada sujeto que escribiesen cual sería su reacción ante cada una de las situaciones. Los participantes expuestos a imágenes negativas, fueron los que dieron respuestas más escuetas, mientras que los grupos sometidos a las positivas dieron respuestas largas y completas, por encima del grupo neutral. Demostrándose que cuando las personas somos sometidas a situaciones positivas, se amplían significativamente las posibilidades, la visión y las oportunidades en nuestro día a día.

Cómo el pensamiento positivo construye tus competencias.

Una de las características más importantes del pensamiento positivo no es el mero hecho de sentirse bien durante un rato, sino que éste puede ayudarnos a generar y aumentar nuestras aptitudes y competencias.

En el caso de un niño que corre y juega, se relaciona con amigos (competencias comunicativas) y se ejercita (aptitudes atléticas), acciones relacionadas con la felicidad, la satisfacción, el compañerismo, amistad… tendrá mayores posibilidades en un futuro de alcanzar competencias importantes para el día a día. Estas competencias duran mucho más que las emociones que las generaron.

Según estos estudios, esta capacidad para generar competencias a través del pensamiento positivo se denomina como la teoría de “ampliar y construir”, ya que las emociones positivas abren la mente y ofrecen nuevas oportunidades. En relación a las emociones negativas, éstas generan sentimientos completamente opuestos, el miedo por ejemplo impide ver con claridad e induce a respuestas automáticas de autoprotección y defensa.

Felicidad y éxito ¿cuál viene primero?

No hay duda de que parte de la felicidad puede venir a través de la consecución de éxitos, ya sean personales o profesionales. Estos logros aportan felicidad y satisfacción, aunque es erróneo considerar que es el éxito el que necesariamente aporta felicidad. Sin embargo la teoría de “ampliar y construir” prueba que es necesario crear antes competencias y aptitudes, a través de una actitud y pensamientos positivos, para poder llegar a conseguir el éxito.

En otras palabras, la felicidad es ambas, la precursora y el resultado. De hecho, los investigadores han podido constatar un efecto de espiral, que suele relacionarse con personas positivas. Estas personas son felices, así desarrollan nuevas competencias, conocimiento y aptitudes, esas competencias les conducen a nuevos éxitos, conducentes a nuevas situaciones de felicidad y realización.

¿Cuál sería el camino a seguir?  

Es genial simplemente sentirse “feliz”, sin embargo esos momentos de felicidad son críticos para abrir la mente y explorar y crear nuevas competencias y aptitudes, que pueden ser fundamentales durante tu vida. Encontrar maneras de construir emociones positivas, ya sea a través del juego, de pasar tiempo con la familia y amigos, meditando, escribiendo, riendo… puede garantizarte mucho más que una simple reducción del estrés.

Los períodos de emoción positiva y exploración sin trabas, se producen, sientes las posibilidades de cómo tus experiencias pasadas encajan en tu vida futura, cuando se empieza a desarrollar habilidades que florecen en forma de talentos útiles más adelante, y cuando despiertas el impulso para explorar y encaminarte a nuevas aventuras. En pocas palabras: buscar la alegría, jugar a menudo, buscar una nueva aventura. Tu cerebro hace el resto.

Fuente

Descubre más artículos relacionados:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s