LAS BEBIDAS ENERGÉTICAS Y SUS POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS

bebidas energeticas riesgo para la salud

Hoy hemos podido leer en la prensa internacional nuevos estudios e investigaciones realizados especialmente en los Estados Unidos sobre los efectos secundarios de las bebidas energéticas. En referencia a un artículo que publica la edición digital del CBS, el Daily Times, el New York Times, y otros medios como el diario español El País, que se han hecho eco de la noticia.

Según estos diarios “Estos nuevos estudios han sido motivados en parte por el rápido aumento en el número de personas que acuden a las emergencias tras consumir bebidas energéticas. De 2007 a 2011, según las estimaciones del gobierno americano, el número de visitas a las emergencias de pacientes habiendo consumido bebidas energéticas  se duplicaron. El informe afirma que el consumo de bebidas energéticas supone un “creciente problema de salud pública” que puede causar insomnio, nerviosismo, dolor de cabeza, taquicardias y convulsiones”. Los resultados llegaron mientras las preocupaciones sobre las bebidas energéticas se han intensificado tras los informes de otoño pasado, en los que se registraron 18 muertes posiblemente vinculadas a las bebidas energéticas.

Las bebidas energéticas siguen siendo una pequeña parte del mercado de las bebidas carbonatadas, lo que representa sólo el 3,3 por ciento del volumen de ventas en EE.UU. de acuerdo con Beverage Digest. A pesar de que las ventas de bebidas energéticas están creciendo rápidamente. En 2011, el volumen de ventas de bebidas energéticas aumentó en casi un 17 por ciento.

Las bebidas se comercializan a menudo en los acontecimientos deportivos, que son populares entre los jóvenes. De 2007 a 2011, las personas de 18 a 25 años fueron el grupo de edad que más consumió estas bebidas. “Estábamos muy preocupados al ver que en cuatro años el número de visitas al departamento de emergencias casi se duplicó, y estas bebidas se comercializan en gran medida entre las personas más jóvenes “, dijo Al Woodward, un analista que colaboró en este informe.

A continuación introduciremos algunos estudios que se han realizado sobre el consumo de estas bebidas publicados por la National Center for Biotechnology Information, el primero de los cuales titulado An analysis of energy-drink toxicity in the National Poison Data System, con la colaboración de la Universidad de Medicina de Miami en Florida. El estudio justifica esta investigación por los eventos de salud adversos que han sido registrados en los últimos años y con intención de evaluar la incidencia toxicológica de las bebidas energéticas, para evaluar el efecto de las medidas reglamentarias de venta y publicitación.

Se analizaron todos los casos singulares de exposiciones de bebidas energéticas reportadas al National Poison Data System. Se analizaron sólo las exposiciones a las bebidas energéticas con cafeína, categorizando como con cafeína no alcohólica, alcohólica, o “sustancias desconocidas” para las que tienen formulaciones desconocidas. Se analizaron los datos demográficos y los resultados de exposiciones y se analizaron la variación de las llamadas relacionadas con las bebidas energéticas a los centros de toxicología antes y después de las primeras regulaciones.

De 2,3 millones de llamadas al NPDS, 4.854 estuvieron relacionadas con bebidas energéticas. Se excluyó el 65,8% de los casos que involucraron bebidas energéticas con aditivos desconocidos. De 1.480 casos de bebidas energéticas sin alcohol, el 50,7% eran niños mayores de 6 años de edad. La incidencia, de moderados a importantes efectos adversos de toxicidad relacionada con la bebida energética fue del 15,2% para las bebidas energéticas y del 39,3% para las bebidas energéticas alcohólicas. Los efectos adversos importantes consistieron en tres casos de convulsiones, dos de trastornos del ritmo ventricular, uno disritmia ventricular, y una taquipnea. Iniciativas educativas y legislativas se asociaron significativamente con una disminución de los casos, puesto que aproximadamente la mitad de los casos de toxicidad involucraron a niños mayores de 6 años de edad.

Behavioral and physiologic adverse effects in adolescent and young adult emergency department patients reporting use of energy drinks and caffeine, este estudio piloto de la Brown University, evaluó la prevalencia de efectos fisiológicos, conductuales adversos entre los adolescentes (13-17 años) y adultos (18-25 años).

De entre los participantes, el 53,3% informó que consumieron bebidas energéticas, el 39,1% sólo bebidas con cafeína, y el 7.6% ningún tipo de bebida estimulante durante los últimos 30 días al estudio. En los modelos de regresión logística multivariable, los usuarios de bebidas energéticas eran más propensos que los usuarios que consumieron bebidas con cafeína a presentar conductas problemáticas en el hogar, la escuela o el trabajo”.

El siguiente artículo titulado Health effects of energy drinks on children, adolescents, and young adults de la Universidad de Miami, se propuso analizar los efectos, consecuencias adversas, y grado de consumo de bebidas energéticas en los niños, adolescentes y adultos jóvenes. Según las encuestas, las bebidas energéticas son consumidas por el 30% y el 50% de los adolescentes y adultos jóvenes. Estas bebidas contienen cantidades elevadas y no reguladas de cafeína, y han sido relacionadas con efectos adversos, tales como convulsiones, diabetes, anomalías cardíacas, cambios del estado anímico y trastornos de conducta.

Este estudio afirma que, los pediatras deben ser conscientes de los posibles efectos de las bebidas energéticas en las poblaciones vulnerables. La investigación debería tener como objetivo entender los efectos en las poblaciones de riesgo, así como la toxicidad de estas bebidas.

Fuente An analysis of energy-drink toxicity in the National Poison Data System: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23879181

Fuente Risks of energy drinks in youths: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20926266

Fuente Behavioral and physiologic adverse effects in adolescent and young adult emergency department patients reporting use of energy drinks and caffeinehttp://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23869657

Fuente Health effects of energy drinks on children, adolescents, and young adults: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21321035

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s